Alma Letras

Un espacio dedicado a los poetas y poetisas que expresan todo su sentir mediante las letras: sus composiciones llenas de su ser.

Alma Letras

Un espacio dedicado a los poetas y poetisas que expresan todo su sentir mediante las letras: sus composiciones llenas de su ser.

Alma Letras

Un espacio dedicado a los poetas y poetisas que expresan todo su sentir mediante las letras: sus composiciones llenas de su ser.

Alma Letras

Un espacio dedicado a los poetas y poetisas que expresan todo su sentir mediante las letras: sus composiciones llenas de su ser.

Alma Letras

Un espacio dedicado a los poetas y poetisas que expresan todo su sentir mediante las letras: sus composiciones llenas de su ser.

jueves, enero 17, 2019

Rima LXXIX - Gustavo Adolfo Becquer

Rima LXXIX

Mi vida es un erial,
flor que toco se deshoja;
que en mi camino fatal
alguien va sembrando el mal
para que yo lo recoja.
Leer más...

lunes, enero 14, 2019

Rima LXXVIII - Gustavo Adolfo Becquer

Rima LXXVIII

Podrá nublarse el sol eternamente;
podrá secarse en un instante el mar;
podrá romperse el eje de la tierra
como un débil cristal.

¡Todo sucedera!
Podrá la muerte cubrirme
con su fúnebre crespón;
pero jamás en mí podrá apagarse
la llama de tu amor.
Leer más...

jueves, enero 10, 2019

Rima LXXVII - Gustavo Adolfo Becquer

Rima LXXVII

Es un sueño la vida,
pero un sueño febril que dura un punto;

Cuando de él se despierta,
se ve que todo es vanidad y humo...

¡Ojalá fuera un sueño
muy largo y muy profundo,
un sueño que durara hasta la muerte!...

Yo soñaría con mi amor y el tuyo.
Leer más...

lunes, enero 07, 2019

Rima LXXVI - Gustavo Adolfo Becquer

Rima LXXVI

En la imponente nave del templo bizantino,
vi la gótica tumba a la indecisa
luz que temblaba en los pintados vidrios.

Las manos sobre el pecho,
y en las manos un libro,
una mujer hermosa reposaba
sobre la urno del cincel prodigio.

Del cuerpo abandonado
al dulce peso hundido,
cual si de blanda pluma y raso fuera
se plegaba su lecho de granito.

De la sonrisa última
el resplandor divino guardaba el rostro,
como el cielo guarda del sol
que muere el rayo fugitivo.

Del cabezal de piedra
sentados en el filo,
dos ángeles, el dedo sobre el labio,
imponían silencio en el recinto.

No parecía muerta;
de los arcos macizos
parecía dormir en la penumbra
y que en sueños veía el paraíso.

Me acerqué de la nave al ángulo sombrío,
con el callado paso que se llega
junto a la cuna donde duerme un niño.

La contemplé un momento
y aquel resplandor tibio,
aquel lecho de piedra que ofrecía
próximo al muro otro lugar vacío.

En el alma avivaron
la sed de lo infinito,
el ansia de esa vida de la muerte,
para que un instante son los siglos.

Cansado del combate
en que luchando vivo,
alguna vez me acuerdo con envidia
de aquel rincón oscuro y escondido.
de aquella muda y pálida
mujer me acuerdo y digo:

"¡Oh, qué amor tan callado el de la muerte!
¡Qué sueño el del sepulcro tan tranquilo!"
Leer más...

jueves, enero 03, 2019

Rima LXXV - Gustavo Adolfo Becquer

Rima LXXV

¿Será verdad que cuando toca el sueño
con sus dedos de rosa nuestros ojos,
de la cárcel que habita huye el espíritu
en vuelo presuroso?
¿Será verdad que, huésped de las nieblas,
de la brisa nocturna al tenue soplo,
alado sube a la región vacía
a encontrarse con otros?

¿Y allí desnudo de la humana forma,
allí los lazos terrenales rotos,
breves horas habita de la idea
el mundo silencio?

¿Y ríe y llora y aborrece y ama
y guarda un rastro del dolor y el gozo,
semejante al que deja cuando cruza
el cielo un meteoro?

¡Yo no sé si ese mundo de visiones
vive fuera o va dentro de nosotros:
lo que sé es que conozco a muchas gentes
a quienes no conozco!
Leer más...

lunes, diciembre 31, 2018

Rima LXXIV - Gustavo Adolfo Becquer

Rima LXXIV

Las ropas desceñidas,
desnudas las espaldas,
en el dintel de oro de la puerta
dos ángeles velaban.

Me aproximé a los hierros
que defienden la entrada,
y de las dobles rejas en el fondo
la vi confusa y blanca.

La vi como la imagen
que en un ensueño pasa,
como un rayo de luz tenue y difuso
que entre tinieblas nada.

Me sentí de un ardiente
deseo llena el alma;
¡como atrae un abismo, aquel misterio
hacia sí me arrastraba!
Mas, ¡ay!, que de los ángeles
parecían decirme las miradas:

"¡El umbral de esta puerta
sólo Dios lo traspasa!"
Leer más...

jueves, diciembre 27, 2018

Rima LXXIII - Gustavo Adolfo Becquer

Rima LXXIII

Cerraron sus ojos, que aún tenía abiertos,
taparon su cara con blanco lienzo,
y unos sollozando, otros en silencio,
de la triste alcoba todos se salieron.

La luz que en un vaso ardía en el suelo,
al muro arrojaba la sombra del lecho,
y entre aquella sombra veíase a intervalos
dibujarse rígida la forma del cuerpo.

Despertaba el día y a su albor primero
con sus mil ruidos despertaba el pueblo.
Ante aquel contraste de vida y misterio,
de luz y tinieblas, yo pensé un momento:

"¡Dios mío, qué solos se quedan los muertos!"

De la casa, en hombros, lleváronla al templo,
y en una capilla dejaron el féretro.

Allí rodearon sus pálidos restos
de amarillas velas y de paños negros.

Al dar de las ánimas el toque postrero,
acabó una vieja sus últimos rezos,
cruzó la ancha nave, las puertas gimieron
y el santo recinto quedose desierto.

De un reloj se oía compasado el péndulo
y de algunos cirios el chisporroteo.

Tan medroso y triste, tan oscuro y yerto
todo se encontraba que pensé un momento:

"¡Dios mío, qué solos se quedan los muertos!"

De la alta campana la lengua de hierro
le dio volteando su adiós lastimero.

El luto en las ropas, amigos y deudos
cruzaron en fila, formando el cortejo.

Del último asilo, oscuro y estrecho,
abrió la piqueta el nicho a un extremo;
allí la acostaron, tapiáronla luego,
y con un saludo despidióse el duelo.

La piqueta al hombro el sepulturero,
cantando entre dientes, se perdió a lo lejos.

La noche se entraba, el sol se había puesto:
perdido en las sombras yo pensé un momento:

"¡Dios mío, qué solos se quedan los muertos!"

En las largas noches del helado invierno,
cuando las maderas crujir hace el viento
y azota los vidrios el fuerte aguacero,
de la pobre niña a veces me acuerdo.

Allí cae la lluvia con un son eterno;
allí la combate el soplo del cierzo.
Del húmedo muro tendida en el hueco,
¡acaso de frío se hielan los huesos!

¿Vuelve el polvo al polvo? ¿Vuela el alma al cielo?
¿Todo es, sin espíritu, podredumbre y cieno?

¡No sé; pero hay algo que explicar no puedo,
que al par nos infunde repugnancia y duelo,
a dejar tan tristes, tan solos los muertos!
Leer más...

lunes, diciembre 24, 2018

Rima LXXII - Gustavo Adolfo Becquer

Rima LXXII

Primera voz
Las ondas tienen vaga armonía,
las violetas suave olor,
brumas de plata la noche fría,
luz y oro el día; yo algo mejor:
¡yo tengo Amor!

Segunda voz
Aura de aplausos,
nube rabiosa,
ola de envidia que besa el pie,
isla de sueños donde reposa
el alma ansiosa
¡dulce embriaguez la Gloria es!

Tercera voz
Ascua encendida es el tesoro,
sombra que huye la vanidad,
todo es mentira: la gloria, el oro.
Lo que yo adoro sólo es verdad:
¡la Libertad!

Así los barqueros pasaban cantando
la eterna canción,
y al golpe del remo saltaba la espuma
y heríala el sol.
"¿Te embarcas?",
gritaban, y yo sonriendo
les dije al pasar:
"ha tiempo lo hice,
por cierto que aún tengo
la ropa en la playa tendida a secar".
Leer más...

jueves, diciembre 20, 2018

Rima LXXI - Gustavo Adolfo Becquer

Rima LXXI

No dormía; vagaba en ese limbo
en que cambian de forma los objetos,
misteriosos espacios que separan
la vigilia del sueño...

Las ideas que en ronda silenciosa
daban vueltas en torno a mi cerebro,
poco a poco en su danza se movían
con un compás más lento.

De la luz que entra al alma por los ojos
los párpados velaban el reflejo;
pero otra luz el mundo de visiones
alumbraba por dentro.

En este punto resonó en mi oído
un rumor semejante al que en el templo
vaga confuso al terminar los fieles
con un amén sus rezos.

Y oí como una voz delgada y triste
que por mi nombre me llamó a lo lejos,
y sentí olor de cirios apagados,
de humedad y de incienso.

Pasó la noche,
y del olvido en brazos
caí, cual piedra,
en su profundo seno.

No obstante al despertar exclamé:
"¡Alguno que yo quería ha muerto!"
Leer más...

lunes, diciembre 17, 2018

Rima LXX - Gustavo Adolfo Becquer

Rima LXX

¡Cuántas veces al pie de las musgosas
paredes que la guardan,
oí la esquila que al mediar la noche
a los maitines llama!

¡Cuántas veces trazó mi silueta
la luna plateada,
junto a la del ciprés que de su huerto
se asoma por las tapias!

Cuando en sombras la iglesia se envolvía,
de su ojiva calada,
¡cuántas veces temblar sobre los vidrios
vi el fulgor de la lámpara!

Aunque el viento en los ángulos oscuros
de la torre silbara,
del coro entre las voces percibía
su voz vibrante y clara.

En las noches de invierno,
si un medroso por la desierta plaza
se atrevía a cruzar, al divisarme,
el paso aceleraba.

Y no faltó una vieja que en el torno
dijese a la mañana que de
algún sacristán muerto en pecado
era yo el alma.

A oscuras conocía los rincones
del atrio y la portada;
de mis pies las ortigas que allí crecen
las huellas tal vez guardan.

Los búhos, que espantados me seguían
con sus ojos de llamas,
llegaron a mirarme con el tiempo
como a un buen camarada.

A mi lado sin miedo los reptiles
se movían a rastras;
¡hasta los mudos santos de granito
creo que me saludaban!
Leer más...

Perfiles Sociales

Twitter Facebook Google Plus LinkedIn RSS Feed Email Pinterest

Alma Letras

Un espacio dedicado a los poetas y poetisas que expresan todo su sentir mediante las letras, sus poemas, sus composiciones llenas de todo su ser.

Búsqueda

Busca un poema, un escritor, o palabras claves de una poesía:

Poetas

Alberto Angel Montoya Alfonsina Storni Alfonso Marin Alfredo Gomez Jaime Alicia Posada De Reyes Alicia Rey Alicia Samper De Scioville Amado Nervo Amy Lowell Ana Diaz Andres Eloy Blanco Anonimo Antonio Gomez Restrepo Antonio Machado Arturo Camacho Ramirez Atahualpa Yupanqui Baltasar Del Alcazar Bertolt Brecht Carlos Balen Groot Carlos Prendez Saldias Carlos Villafañe Carmen Conde Carolina Vargas Reinero Christina Rossetti Concha Mendez D'Arcy W. Thompson Damaso Alonso David Escobar Galindo Delmira Agustini Diego Uribe Dora Castellanos Eduardo Carranza Eduardo Castillo Eduardo Manilowsky Eduardo Marquina Edward Lear Elizabeth Godley Enrique Alvarez Henao Enrique Gonzalez Martinez Epifanio Mejia Ernestina De Champourcin Eugenio De Castro Eunice Odio F. C. J. Rodriguez Federico Garcia Lorca Fernando Arbelaez Fernando Lujan Francisca De La Concepcion De Castillo Francisco A. De Icaza Francisco De Aldana Francisco De Quevedo Francisco Gregorio De Salas Francisco Luis Bernardez Fray Luis De Leon Fryda Schultz De Mantovani Gabriela Mistral Garcilaso De La Vega Gaspar Maria De La Nava Alvarez Gaston Figueira Genaro Diego Gerardo Valencia German Berdiales Guillermo Aguirre Y Fierro Guillermo Valencia Gustavo Adolfo Becquer Gutierrez De Cetina Hector Pedro Blomberg Helcias Martan Gongora Henry Wadsworth Longfellow Ignacio M. Altamirano Isaacsiano Del Valle Isabel Lleras Restrepo De Ospina Ismael Enrique Arciniegas J. A. Soffia Jaime Sabines Joaquin Dicenta Jorge Alonso Jorge Bayona Posada Jorge Debravo Jorge Gaitan Duran Jorge Isaacs Jorge Luis Borges Jorge Manrique Jorge Marineda Jorge Robledo Ortiz Jorge Rojas Jose Agustin Goytisolo Jose Angel Buesa Jose Angel Valente Jose Antonio Ramos Sucre Jose Asuncion Silva Jose Batres Montufar Jose Cadalso Jose Joaquin Ortiz Jose Juan Tablada Jose Manuel Marroquin Jose Maria Eguren Jose Maria Gabriel Y Galan Jose Maria Heredia Jose Marmol Jose Pedroni Jose Santos Chocano Jose Zorrilla Juan Chabas Juan De Dios Peza Juan De Iriarte Juan De Tassis Y Peralta Juan Del Encina Juan Lozano Y Lozano Juan Luis Panero Juan Ramon Jimenez Juana De Ibarbourou Julia De Burgos Julio Arboleda Julio Cortazar Julio Florez Roa Julio Rangel Juvenal Ortiz Saralegui Koldo Fierro Laura E. Richards Leandro Fernandez De Moratin Leon Felipe Leopoldo Lugones Lope De Vega Luis G. Urbina Luis Pales Matos Luis Ponce Luisa Martos Macedonio Fernandez Manuel Acuña Manuel Altolaguirre Manuel Benitez Carrasco Manuel F. Rugeles Manuel Jose Quintana Manuel Machado Manuel Muroty Manuel Ugarte Marco A. Carvajalino Maria Albareda Maria Delmar Maria Loy Maria Luz Mariano Alvarez R. Mario Benedetti Mary Carolyn Davies Miguel Antonio Caro Miguel De Unamuno Miguel Hernandez Miguel Ramos Carrion Miguel Rash-Isla Mirta Aguirre Nancy Byrd Turner Norman Ault Olga Orozco Oliver Herford Oscar Hahn P. Jesus Jaimes P. Martinez S.J. Pablo Neruda Pedro Miguel Lamet Pedro Salinas Pinzon Rico Porfirio Barba Jacob Pura Vazquez R. Saavedra Gomez R. Sanchez Rachel Field Rafael Alberti Rafael Arevalo Martinez Rafael Cardenas Rafael De Leon Rafael Escobar Roa Rafael Maya Rafael Pombo Remigio Crespo Toral Remigio Romero Y C. Ricardo Carrasquilla Ricardo Jaimes Freyre Ricardo Nieto Robert Louis Stevenson Roque Dalton Garcia Rosa Albareda Rosalia De Castro Rosario Sansores Rose Fyleman Rowena Bastin Bennett Ruben Dario Ruperto S. Gomez San Francisco De Asis Santa Teresa Sara Coleridge Sor Juana Ines De La Cruz Tomas Silva Vicente Aleixandre Vicente Casas Castañeda Vicente Gallego Victorino Abente Y Lago William Shakespeare

Poemas Populares

Alma Letras

© 2008 - 2019. Maha Laksmi. Alma Letras. Poemas, poetas, poesía, líricas, poética, poetisas, rimas, escritores, inspiración.

Traduce / Translate / Traduire / Übersetzen

Síguenos por Email

Copyright © Alma Letras | Powered by Blogger
Design by Lizard Themes | Blogger Theme by Lasantha - PremiumBloggerTemplates.com